Puzzle Théâtre crea conciencia ecológica con títeres de plástico

La compañía búlgara se presentará este sábado y domingo en el marco del XLVI Festival Internacional Cervantino

GUANAJUATO.- Cierto día por la mañana, sentados en la banca de un parque en actitud contemplativa, Pavla Mano (máster en escenificación teatral) y Csaba Raduly (creador escénico) vieron cómo el aire elevó por los aires varias bolsas del súper que gente sucia había tirado en plena calle.

Su imaginación recibió una señal, y a partir de ese suceso en apariencia trivial, nació una de sus mejores obras para títeres: “Plástico”.

Este sábado, durante una conferencia de prensa, ambos artistas fundadores de la compañía Puzzle Théâtre explicaron que se trata de una obra con carácter pedagógico sobre el problema de la contaminación ambiental que padece la comunidad global.

Mano y Raduly ofrecerán funciones de “Plástico” hoy sábado y mañana domingo, a las 17:00 horas, en el Auditorio de Minas de la ciudad de Guanajuato, dentro de la programación del XLVI Festival Internacional Cervantino (FIC), informaron.

Ellos utilizan el teatro de títeres como medio para expresar sus intereses artísticos y su rol dentro del movimiento mundial por salvar la Tierra. No utilizan guías ni pautas para cada puesta en escena.

“Cada obra que creamos y posteriormente montamos tiene su propia obsesión, coinciden únicamente en el deseo de extraer el secreto de cada material que usamos para dotar de vida a personajes y escenarios, para exponer mejor la idea”, dijeron.

Coincidieron en señalar que el arte de los títeres ha evolucionado de manera sorprendente de los años 80 del siglo XX a la fecha, por lo que pueden darse el gusto de trabajar en su casa, sin necesidad de tener grandes y complicados talleres para la creación de elementos escenográficos.

Pavla: “Somos un pequeño grupo de titiriteros que trabaja en piezas teatrales sencillas, sin técnicas complicadas, libretos rebuscados o materiales costosos”.

De tal suerte, abundó, elaboran sus títeres, por ejemplo, con cajas de pañuelos desechables y con todo tipo de material susceptible de ser reciclado. Una vez que encuentran esos desperdicios, buscan la manera de crear personas, animales o cosas y dan forma y vida a los personajes para luego crearles una historia que por lo regular suele ser muy fuerte, impactante, para que sacuda la conciencia ecológica de los espectadores.

“La simplicidad tiene muchas capas de expresión. Aunque nuestro enfoque artístico se ha caracterizado por ser sencillo en su elaboración, lleva al público mensajes que despiertan no solamente su imaginación y sus sueños para ser transportados a otros mundos reales o imaginarios, sino su espíritu ecológico y sentido de sociedad”.

Abundó que para compenetrar a los niños en esta tarea, les pide hagan dibujos y ella les crea sus historias.

En casi todos los casos los resultados son asombrosos, lo que se traduce en sorpresa tanto para los dos artistas como para quien asiste a ver su trabajo.

A veces, van por el mundo observando, escuchando, andando por las calles para recoger escenas cotidianas, cuentos o charlas que se antojan interesantes y sitios atractivos para crear sus obras. Ven cosas, en la vida y en el mundo, que les molestan o les agradan, pero siempre sacan una historia.

En el caso de “Plástico”, a partir de la idea sobre el comportamiento de ese material, Pavla Mano y Csaba Raduly crearon esta obra que devino en un tema ecológico.

Parte del proceso creativo fue elaborar marionetas de plástico que fueron evolucionando en entes capaces de moverse. Sin embargo, pese a su gran esfuerzo, ellos eran incapaces de considerar a estas criaturas como algo pensante.

“Eran bestias primitivas que reaccionaban con impulsos, con necesidad de devorar, de destruir, con una insuficiencia para aprender de sus errores y de evolucionar”, subrayaron casi a coro.

La pieza surgió con un sentido pedagógico en términos de ecología, pues a decir de los dramaturgos, no buscaban hacer algún tipo de propaganda, sólo hacer teatro. El montaje está dirigido a chicos escolares y tras cada función hay preguntas sobre el tema.

Eso ha motivado a los titiriteros a buscar información sobre la contaminación que provoca el plástico; lo que descubrieron los horrorizó.

Buscaban que “Plástico” sirviera para acercar a los niños al teatro, al proceso creativo propio del entablado, llevando consigo un mensaje ecológico: “El plástico nunca envejece, su naturaleza es monstruosa y devora todo, es un monstruo que puede terminar con nuestro mundo”, dijo la titiritera, quien añadió que el espectáculo lleva 350 funciones desde 2012, cuando se estrenó en Montreal.

Para Pavla Mano, originaria de Bulgaria y Csaba Raduly, de Hungría, esta lúdica obra ha significado alegría por los cambios que han notado en su público, ya que están generando conciencia del problema que es la contaminación y dan a los niños la libertad de la creación, les enseñan que todo es posible, y esperan que alguna vez la humanidad pueda evolucionar para dejar atrás la contaminación.

En tanto, alistan su función de hoy y ya anuncian la de mañana. Luego se presentarán en Irapuato, Guamúchil, Mérida, Culiacán y Colima.

Urge aperturar zonas arqueológicas en la zona sur

El presidente del Consejo Ciudadano del Estado, Eusebio Azueta Villanueva, dijo que la delegada del INAH, Adriana Velázquez Morlet, se ha negado a atender esta petición con el argumento de la falta de recursos

Agencia EQR

CHETUMAL, Q. ROO.- El Consejo Ciudadano del estado urge al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), aperturar zonas arqueológicas de la zona sur.

El presidente del Consejo Ciudadano del Estado, Eusebio Azueta Villanueva, dijo que la delegada del INAH, Adriana Velázquez Morlet, se ha negado a atender esta petición con el argumento de la falta de recursos.

Consideró que la apertura de las zonas arqueológicas que todavía permanecen cerradas al público, podrían contribuir al desarrollo de la zona sur, sobretodo, para atraer un mayor número de turistas nacionales y extranjeros que gustan del turismo arqueológico.

Más aún, si se les dota de servicios como un parador turístico, baños, Internet, restaurantes, entre otros.

A pesar de la negativa del INAH para atender éste tema, confió que con la llegada de la Secretaría de Turismo Federal a Chetumal, se pueda gestionar con mayor rapidez la apertura de estos sitios arqueológicos.

Y es que según el INAH, Quintana Roo cuenta con al menos dos mil 500 zonas arqueológicas, de las cuales solo 13 están abiertas al público.

Además, 800 de ellas, están dentro del Registro Público de Monumentos y el resto están en investigación.

Renovarán murales del Centro Cultural

El artista urbano Alejandro Cervantes, junto a niños y jóvenes plasmarán nuevas imágenes en la barda exterior del recinto

PLAYA DEL CARMEN, Q. ROO.- El Gobierno de Solidaridad anunció que los murales del Centro Cultural de Playa del Carmen serán renovados por el artista urbano Alejandro Cervantes, así como por niños y jóvenes del curso de verano del Instituto Municipal de Cultura y las Artes de Solidaridad (IMCAS) y del Instituto del Deporte. Estas obras fueron donadas por el mismo artista hace más de tres años.

Al respecto, el titular del IMCAS, Ernesto Martínez Cuellar, anunció que el artista Alejandro Cervantes González viajará de Guadalajara a Playa del Carmen en dos semanas para realizar un proyecto en conjunto con los niños que participan en el curso de verano “Baaxlo´ob Paalalo´ob 2018 y en el curso de Verano del IMCAS.

“Entre los trabajos que se llevan a cabo en estos momentos es la aplicación de pintura exterior del Centro Cultural, una de las bardas será intervenida por Alejandro Cervantes y otra de ellas será utilizada por los niños y jóvenes de los cursos de verano, quienes contarán con la orientación del artista”, expresó.

Asimismo, se informó que Cervantes González brindará un taller de grafiti a los infantes participantes. “El artista dejará un nuevo legado en gran formato en la pared del Centro Cultural sobre la cultura maya”, subrayó.

“Dialogamos con Alejandro con el propósito de que el nuevo mural aborde la riqueza cultural actual del linaje maya, plasmando los bordados, rostros y objetos que mantienen viva la herencia ancestral”, expresó Martínez Cuellar.

Alejandro Cervantes ha realizado trabajos en diversos espacios públicos de Playa del Carmen, como en otras partes del país, haciendo uso de diferentes técnicas de muralismo, labor que durante la actual Administración se ha impulsado con la creación del Primer Corredor de Arte Urbano, localizado en el fraccionamiento Misión del Carmen.

Hallan en Chapultepec casas teotihuacanas

En las viviendas prehispánicas había objetos de cerámica, obsidiana y piedra, así como 11 entierros humanos

CIUDAD DE MÉXICO.- Vestigios de un caserío con viviendas de estilo teotihuacano salieron a la luz en el Bosque de Chapultepec mientras arqueólogos del INAH realizaban trabajos de salvamento en un área donde planeaban instalar nuevos sistemas de riego automatizado.

De acuerdo con el INAH, se trata de un par de unidades habitacionales cuya temporalidad corresponde a las fases Tlamimilolpa (225 a 350 d.C.) y Xolalpan (350 a 550 d.C.) y donde los arqueólogos ubicaron cuadros y rectángulos unidos por muros colindantes, que habrían sido los cimientos de esas viviendas prehispánicas.

Las exploraciones en esta área también arrojaron otros materiales, como objetos de cerámica, obsidiana, piedra y 11 entierros humanos, nueve de ellos adultos y dos neonatos. El equipo liderado por la arqueóloga Lourdes López Camacho también recuperó unas cuantas figurillas y restos de cerámica que han sido fechadas para el periodo Preclásico (1500 a.C. a 300 d.C.).

Según López Camacho, la escasez de este tipo de objetos podría deberse a que cuando los pobladores del Clásico (300 a 950 d.C.) llegaron al sitio, retiraron la mayor parte de los objetos anteriores a ellos y ajenos a su cultura.

Entre los individuos hallados, como un adulto de entre 25 a 50 años al momento de morir, algunos registran rasgos como el modelado cefálico bilobular, según el reporte de los investigadores.

Ahí, la arqueóloga Natalia Vázquez también excavó “la mayor ofrenda hasta ahora registrada por el proyecto”. Se trata del entierro de un individuo en posición sedente, que estaba acompañado de 17 objetos, así como fragmentos de obsidiana, un pequeño hueso trabajado en forma circular, restos de láminas de pizarra y mica.

Al norte de este entierro y bajo de un molcajete se extrajeron otras piezas óseas, por lo que los investigadores suponen “que el personaje de la ofrenda principal fue inhumado con un acompañante”. “Ambas osamentas serán sometidas a exámenes de antropología física para determinar sexo, edad y otras características que no pudieron conocerse en campo dado los faltantes y su fragilidad causada por la matriz de tierra”, indicó ayer el INAH a través de un comunicado.

Los restos de los neonatos fueron ubicados al interior de un par de vasijas fragmentadas.

Según el instituto, estos hallazgos se dieron como parte de trabajos de salvamento que el equipo del Proyecto Bosque, Cerro y Castillo de Chapultepec iniciaron a mediados de enero con el fin de supervisar áreas en las que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) introduciría nuevos sistemas de riego automatizado, y garantizar la investigación y protección de los vestigios arqueológicos que pudiesen encontrarse.

La encargada de dicho proyecto es la arqueóloga Lourdes López Camacho, también investigadora del Museo Nacional de Historia (MNH) Castillo de Chapultepec, quien dijo que los múltiples recorridos en superficie realizados en las tres secciones del bosque desde 2009, cuando inició el proyecto, han permitido el registro de diversas zonas con alto potencial arqueológico en el parque urbano. El hallazgo de estas viviendas de estilo teotihuacano y los vestigios asociados es el ejemplo más reciente.

La arqueóloga Lourdes López asegura que si bien se define al lugar como un caserío y se sabe que las dos unidades de excavación están conectadas, no se tienen aún elementos para clasificar este espacio como un barrio.

El Instituto aseguró que al grupo de materiales óseos le fue aplicado un tratamiento especial con un químico reversible que les otorga mayor estabilidad para los posteriores análisis, y junto con la piezas completas y más de 40 costales de fragmentos prehispánicos, son resguardados en el laboratorio del proyecto en el Castillo de Chapultepec, donde especialistas trabajan en su limpieza, estabilización y clasificación en cédulas, así como en su incorporación a muestrarios.