Investiga FGR robo en casa de Lydia Cacho en Puerto Morelos

En caso de que determinen que el delito se cometió con la finalidad de limitar o afectar la libertad de expresión, la FGR procederá de conformidad con lo dispuesto en el Artículo 21 del Código Nacional de Procedimientos Penales

CIUDAD DE MÉXICO.- Elementos de la Fiscalía General de la República (FGR) y peritos especializados en materia de criminalística de campo realizan investigaciones en el domicilio de la periodista Lydia Cacho, ubicada en Puerto Morelos, Quintana Roo, luego de que un grupo de personas ingresó a la fuerza, robó material y equipo de trabajo, además de que envenenaron y asesinaron a sus dos mascotas.

En la casa de la comunicadora, ubicada en Puerto Morelos, se llevan a cabo pruebas de dactiloscopia, fotografía, telecomunicaciones e informática.

De acuerdo con la Fiscalía, abrieron una carpeta de investigación desde el 21 de julio por el delito de robo, en el caso de la irrupción en el domicilio de una periodista, derivado de la manifestación de la también defensora de derechos humanos, respecto a la posibilidad de que el hecho delictivo esté vinculado a su ejercicio periodístico.

En caso de que se determine que el delito se cometió con la finalidad de limitar, menoscabar o afectar la libertad de expresión, la FGR procederá de conformidad con lo dispuesto en el Artículo 21 del Código Nacional de Procedimientos Penales.

La investigación del delito de robo le corresponde obligatoriamente al fuero común, pero la Fiscalía realizará las diligencias correspondientes para determinar el móvil del delito con relación al ejercicio periodístico.

La FGR aseguró que se informará de manera puntual sobre lo que aporten las autoridades locales. En tanto, fortalecen las hipótesis de ataque a una periodista y a la libertad de expresión. (El Heraldo de México)

 

Carlos Joaquín, en el “top ten” de gobernadores mejor evaluados

De acuerdo con una encuesta de Caudae/El Heraldo de México, se midió la honestidad, capacidad e integridad

CIUDAD DE MÉXICO.- Los gobernadores de Yucatán, Querétaro, Durango, Tamaulipas y Guanajuato resultaron evaluados con el mayor puntaje en promedio, dentro de la encuesta mensual de Caudae/El Heraldo de México, correspondiente a julio.

El top ten de los mandatarios mejor calificados también se encuentran Quirino Ordaz Coppel, de Sinaloa; Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México; Carlos Mendoza, de Baja California Sur; Carlos Joaquín González, de Quintana Roo, y Miguel Ángel Riquelme, de Coahuila.

El ejercicio estadístico mide la honestidad, capacidad e integridad de los mandatarios estatales, bajo la óptica de los pobladores mayores de 18 años en sus estados.

Mauricio Vila, mandatario de Yucatán, fue el mejor calificado en lo que se refiere a honestidad y capacidad, y cuarto en integridad, mientras que Francisco Domínguez, de Querétaro, resultó primero en integridad, segundo en capacidad y tercero en honestidad.

A su vez, el gobernador de Durango José Rosas Aispuro ocupa cuarto lugar en honestidad y capacidad, y quinto en integridad.

En el ranking, Francisco García Cabeza de Vaca, de Tamaulipas, se coloca en las posiciones 5, 6 y 7 en honestidad, capacidad e integridad, respectivamente.

Otro de los que salieron bien librados es el mandatario de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez, quien se ubica tercero por su capacidad e integridad, y sexto en el rubro de honestidad.

El top ten de los mandatarios mejor calificados lo completan Quirino Ordaz Coppel, de Sinaloa; Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México; Carlos Mendoza, de Baja California Sur; Carlos Joaquín González, de Quintana Roo, y Miguel Ángel Riquelme, de Coahuila.

Los peor evaluados

En contrasentido, los mandatarios estatales peor evaluados son Francisco Vega de Lamadrid, de Baja California, que vive sus últimas semanas al frente del estado, al ser visto como menos honesto y menos íntegro de todos los gobernadores, y el segundo menos capaz.

Le sigue Marco Antonio Mena, de Tlaxcala, segundo percibido por los ciudadanos con menor honestidad e integridad, y tercero menos capaz.

Tampoco le va bien al titular del Poder Ejecutivo de Colima, José Ignacio Peralta, quien para los encuestados es el menos capaz, el tercero menos honesto y cuarto con menor integridad.

Los gobernadores de Nuevo León, Jaime Rodríguez, y de Aguascalientes, Martín Orozco, son otros de los peor evaluados, con calificaciones reprobatorias para los tres temas de los que tomó el pulso la encuesta. (El Heraldo de México)

 

Señalan que Notimex pierde visión global

Luego de que prescindiera de los corresponsales que tenía en el extranjero

CIUDAD DE MÉXICO.- Las agencias de noticias del siglo XXI que han sobrevivido el maremoto informativo provocado por la inmediatez de las redes sociales, han encontrado una fórmula global para navegar en el caótico mundo de la web, comprometidas con un periodismo de presencia internacional riguroso y ético que tenga éxito comercial.

Las marcas de Reuters, Afp, AP y EFE, por ejemplo, que ofrecen noticias en diversos formatos y plataformas, sin darle prioridad a lo nacional sobre lo internacional, posiblemente les haya dado el empuje necesario para destacar en un medio digital donde abunda la desinformación y las ahora famosas fake news.

No ha sido el caso de Notimex, la agencia de noticias del Estado mexicano, que tuvo su época de oro a fines de los ochenta y principios de los noventa del siglo pasado, cuando ofrecía una mirada propia de los acontecimientos a nivel mundial, con corresponsales en el extranjero quienes los primeros años carecían de contrato y luego lograron uno por honorarios.

Los despachos de los corresponsales de Notimex competían con los de las agencias internacionales con un ángulo propio, que ganó clientes entre otras cosas porque era la época del glamour revolucionario y sus notas se vertían como agua para chocolate, aunque sus servicios nunca fueron un éxito comercial.

En aquellos años, para posicionarse en el mercado, agencias como la venezolana VenPress -ya desaparecida- y Notimex en América Latina ofrecían sus paquetes noticiosos en términos generosos. En una ocasión, a mediados de los noventa, Notimex intentó “renegociar” el pago de una deuda importante con el comandante Tomás Borge Martínez, director del diario Barricada, órgano oficial del entonces Gobierno del Frente Sandinista en Nicaragua. El resultado fue un fracaso.

Al margen de esa y otras anécdotas que apuntaban al final de una época, ese brillo único de Notimex se diluyó a principios de este siglo, cuando la agencia, que era entonces un organismo descentralizado del Gobierno, perdió de manera paulatina sus mejores recursos periodísticos.

La decadencia de la agencia mexicana de hecho inició poco después del Gobierno de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), quien articuló sus esfuerzos hacia la comunicación y tuvo la astucia de contratar a excelentes periodistas como directores y corresponsales para incorporar Notimex a una política exterior de mayor presencia internacional, acorde con la apertura comercial de la época.

Los Gobiernos posteriores del Partido Acción Nacional (Vicente Fox y Felipe Calderón) terminaron de clausurar ese ciclo de Notimex. No sabían qué hacer con la agencia. No tuvieron una política de comunicación social inteligente, a pesar del esfuerzo de funcionarios gubernamentales y directivos de la empresa de impulsar un verdadero ente público con perfil profesional.

Los corresponsales internacionales, que nutrían a la agencia desde sus diferentes plazas, nunca estuvieron en la plantilla de Notimex como asalariados. Recibían honorarios como prestadores de servicios y algunos beneficios, como un boleto anual a México, pago de vacaciones, apoyo para seguro médico, impuestos y visa de trabajo así como una adenda en el contrato que reconocía su antigüedad.

Fue hasta la muerte por enfermedad del veterano corresponsal Ramón Rodríguez Reyna en Estados Unidos, el 25 de Julio de 2009, que la irregularidad de la contratación de los trabajadores de Notimex en el extranjero quedó en evidencia.

Todos los compañeros de Ramón -quien trabajó de manera ininterrumpida durante 18 años para Notimex en McAllen, Washington y Miami- se preocuparon por primera vez por su status legal en la agencia. ¿Qué les pasaría a ellos si sufrieran la suerte de su colega?

Cuando la administradora de Notimex se negó a asumir el costo de los servicios funerarios de Ramón -alegando que Hacienda no los reconocía como asalariados- los corresponsales optaron por hacer una colecta entre ellos para pagarle a la agencia los 2.407,75 dólares que había gastado en esas gestiones. El consulado de México en Miami también contribuyó con 600 dólares para arreglos florales.

Pero las cosas no mejoraron para los corresponsales internacionales de Notimex. Hace siete años, las prestaciones y los beneficios desaparecieron de los acuerdos que se vieron obligados a firmar. Era eso o quedarse sin chamba.

Hoy, parece claro que no existe voluntad política para que Notimex recupere su perfil internacional. Sí para limpiarla de la mafia sindical que la dominó durante décadas, pero también para contraer aún más sus recursos periodísticos que la reducirán a su mínima expresión con escaso, si no nulo, valor en el mercado.

Su nueva directora, Sanjuana Martínez, una periodista que un sector del gremio reconoce y otro rechaza, insiste que está comprometida con la creación de “una nueva Notimex”. Pero, dice, “la austeridad republicana” del presidente Andrés Manuel López Obrador le impide recontratar a los corresponsales internacionales que quedaron en el abandono a principios de año -cuando el anterior director rehusó renovarles el contrato- y la ha obligado a despedir a casi 100 empleados.

Habría que ver si los despidos responden a una batida contra la corrupción o son resultado de la austeridad. Y ojo: una agencia estatal sin personal en el extranjero ignora la importancia que tiene prestar un servicio global con visión propia. Ese plus comercial tan importante del que hacen gala EFE y Afp que han sabido adecuarse al mundo digital.

Suerte Notimex. La necesitas a gritos. (María Lourdes Pallais/ El País)

López Obrador y su familia pasan su primera noche en Palacio Nacional

Es el primer presidente mexicano en hacerlo desde Porfirio Díaz, quien ejerció el cargo en siete ocasiones entre 1884 y 1911

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pasó su primera noche al interior del Palacio Nacional, sede del Gobierno federal en el centro de Ciudad de México, junto con su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, y su hijo Jesús, de 12 años, luego que el mes pasado informara que se mudaría al lugar una vez que su hijo concluyera el periodo escolar que cursaba en aquel momento.

Esta mañana, en su habitual conferencia de prensa -que se realiza en el Salón Tesorería de dicho recinto-, al ser cuestionado sobre cuándo se mudaría al Palacio Nacional, el mandatario latinoamericano respondió: “Ya dormí anoche aquí”, aunque, dijo, estará viviendo alternativamente entre su casa, ubicada en la alcaldía de Tlalpan, al sur de Ciudad de México, a 18 kilómetros del histórico inmueble.

López Obrador explicó que habitará un departamento construido al interior del Palacio Nacional que fue adaptado por el ex presidente Felipe Calderón (2006-2012) y que ahora fue remozado para que él y su familia pudieran habitarlo.

Es una parte muy limitada”, acotó en respuesta a un reportaje publicado por un periódico nacional en que se señalaba que el presidente haría uso de diversas partes del edificio. “No es así, es una exageración del periódico y como se dice coloquialmente ‘eso sí calienta’, porque la verdad es el departamento que construyó, que adaptó, Felipe Calderón y mantuvo  Enrique Peña Nieto (2012-2018), es una parte muy limitada”, abundó.

López Obrador aclaró que la parte histórica del edificio quedará libre completamente. El Palacio Nacional es el inmueble más grande de los edificios que rodean la Plaza de la Constitución, la plaza pública más importante de México,  y uno de los conjuntos arquitectónicos de mayores dimensiones del país, con una superficie de 40.000 metros cuadrados.

“Nada más va a quedar el despacho y la atención en Palacio para los asuntos que tratamos se va a hacer en el área en que estaba el Estado Mayor Presidencial (un edificio ubicado en la calle de Correo Mayor)”, subrayó.

López Obrador es el primer mandatario en usar el Palacio Nacional como residencial oficial desde Porfirio Díaz (1884-1911), quien ejerció el cargo en siete ocasiones. Hasta el Gobierno de su antecesor, Enrique Peña Nieto, los presidentes residían en Los Pinos, un edificio convertido en centro cultural en la actual Administración.

Peña Nieto fue el primer presidente desde Gustavo Díaz Ordaz (1964-1970) en despachar en este inmueble, incrementando las actividades oficiales y de trabajo en el recinto, hasta entonces dichas gestiones se hacían desde Los Pinos.

El 18 de julio pasado, López Obrador y su esposa realizaron un recorrido al interior del Palacio Nacional en la habitación de Benito Juárez, presidente de México en varias ocasiones del 21 de enero de 1858 al 18 de julio de 1872 y quien es considerado por López Obrador como el mejor presidente en la historia de México.

“Nosotros decidimos regresar a vivir, que el presidente y su familia vivan en Palacio y tampoco es un espacio de lujo, vamos a regresar a vivir en un departamento que adaptó en una esquina el ex presidente Calderón y lo mantuvo el ex presidente Peña, pero es un honor vivir aquí en Palacio, donde vivió y murió Benito Juárez”, explicó entonces el mandatario mexicano. (RT)