Fallece en FCP escribano maya

FELIPE CARRILLO PUERTO, Q. ROO. Don Aniceto May Tun, dignatario maya de 108 años que ocupó el cargo de escribano en el centro ceremonial de Tixcacal Guardia, falleció esta tarde por causas naturales propias de su edad, informaron familiares.
La noticia se dio a conocer el mismo día en que se se realizaba el sepelio de don Crescencio Pat Cauich, descendiente del caudillo maya, Jacinto Pat.

Don Aniceto May Tun, vivió sus últimos días en casa, la comunidad de X-Pichil, donde era respetado por su investidura y como dignatario maya, quien recaba la información de los acontecimientos que sucedían en el centro ceremonial además de documentos de solicitudes de apoyo entre otros.

La última vez que May Tun participó en un evento público fue en la celebración de los 80 años de la fundación del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en la exposición fotográfica “Testigos de la Guerra de Castas” del fotógrafo canadiense Serge Barbeau, en el Museo Maya de Cancún en la zona hotelera, el año pasado.

En esa ocasión, también asistieron los dignatarios mayas, don Abundio Yamá Chiquil de la comunidad de Señor, quienes junto Crescencio Pat Cahuich, fallecido esta semana, fueron testigos de los estragos y dieron a conocer parte de las historias y vivencias de sus padres y tatarabuelos en la Guerra de Castas (Guerra Social Maya) de 1847.

TE PUEDE INTERESAR: Fallece Luis Eduardo Aute a los 76 años, cantautor y referente de la música española

De acuerdo con la información que se proporcionó, sus restos serán sepultados este viernes en la comunidad indígena de X pichil, declarada por el ayuntamiento de Felipe Carrillo Puerto, como capital del bordado y don Aniceto May Tun, era hábil para el urdido de hamaca con Sosquil (hilo de henequén), el cual era lo que usaban los mayas debido que no contaban con hilo de seda.

Apenas unas horas antes, los rezadores mayas, Alfonso Ek Balam y Silverio Pat Chan, encabezaron el ritual maya en honor de Crescencio Pat Cahuich, fallecido ayer, en una ceremonia en la que fueron colocadas ofrendas, así como las respectivas velas.

En lengua maya, procedieron a pedir por el alma del dignatario, invocando al creador, a los santos, y a la propia Santa Cruz, por lo que cerca de una hora, realizaron la actividad religiosa maya-católica.

Posteriormente, a los presentes les fueron ofrecidos los alimentos por acompañar al descendiente del caudillo maya, Jacinto Pat.

Fuente: Galu Comunicación

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí