El arresto domiciliario para Mauricio Góngora, una negociación maliciosa en detrimento de los playenses

>Un juez de control en Quintana Roo determinó que Mauricio Góngora Escalante continuara con su proceso en arresto domiciliario, el pretexto, “su estado de salud”

Carlos Calzado C.

PLAYA DEL CARMEN, QUINTANA ROO.- Mauricio Góngora Escalante es juzgado por actos que le hacen un presunto responsable de Peculado y Desempeño Irregular de la Administración Pública en detrimento del patrimonio del Municipio de Solidaridad.

Es además quien enfrenta tres vinculaciones a proceso por el caso de VipSaesa en detrimento del Erario Público estatal, entre otros delitos. Sus abogados encontraron en el pretexto de la salud, la forma de evadir el merecido castigo.

A decir de sus abogados y del propio juez que le otorgó el beneficio, no existe el riesgo de que Mauricio Góngora pretendiera darse a la fuga o evadirse, aunque en ninguna parte se explican los motivos que generan esa confianza.

El presunto delincuente fue provisto de un artilugio fijado a su tobillo que permite monitorear su ubicación y con ello estarían garantizando que Góngora Escalante sólo esté en su casa.

Trasciende, no obstante, lo que no se consideró y que sí es un antecedente, es que, previo a ser asegurado en la Ciudad de México, se dedicó a evadir a la autoridad con el cambio de su apariencia, hecho que sí genera una duda razonable sobre la posibilidad de que pueda huir.

CASOS SIMILARES, DISTINTOS OBJETIVOS

Como se recordará, el ex titular de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austin, goza también de ciertas concesiones, en atención a su estado de salud y que, hablando en plata, pudiera considerarse innecesario en términos estrictos de su estado de salud.

Para el caso de Emilio Lozoya, lo que sí sabemos es que, el poder del que aún gozan personas como el propio Enrique Peña Nieto, Ricardo Anaya Cortez y muchos otros, relacionados con el caso de Odebrecht, la Reforma Energética y las miles de dádivas económicas, pudieran garantizar el asesinato del ahora, testigo protegido, con tal de que no hable.

Pudiera ser condenable que, en lugar de puntualizar claramente que no se lleva a la cárcel a Emilio por proteger la verdad histórica, pero resulta complicado que, en el marco de la ley, se justifique tal comportamiento.

Es el objetivo de la defensa de Mauricio Góngora sustraerlo de la pena marcada por la legislación en la materia, a pesar de haberle robado, tan sólo a los habitantes de Solidaridad, 650 millones de pesos, de los cuales, dicho sea de paso, no se le han confiscado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí