El Gobierno federal aplazó hasta diciembre el nuevo etiquetado de alimento

El Gobierno federal aplazó hasta diciembre la aplicación rigurosa del nuevo etiquetado para alimentos, previsto para entrar en vigor el 1 de octubre.

Las secretarías de Salud y Economía publicaron hoy en el Diario Oficial, un acuerdo por el que hasta el 30 de noviembre no habrá sanciones administrativas de ningún tipo a empresas que produzcan, importen o comercialicen alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados, que no tengan en su empaque el nuevo etiquetado frontal.

La industria alimenticia lleva meses advirtiendo sobre la dificultad técnica de modificar, en medio de la pandemia de Covid-19, los envases de más de 800 mil productos; y decenas de empresas, entre ellas Bimbo, Coca-Cola y Unilever, promovieron amparos en julio para impugnar los cambios a la Norma Oficial Mexicana del etiquetado y tratar de aplazarla.

“La entrada en vigor de la modificación requiere una implementación eficiente que brinde claridad, certidumbre y certeza a productores, importadores, comercializadores, consumidores y autoridades”, dice el acuerdo.

“La velocidad de rotación de los inventarios de los alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados que deberán cumplir con la modificación difiere entre los establecimientos comerciales por múltiples razones; entre ellas, porque dichos productos son perecederos, pero también porque las variaciones de los inventarios están influidas por el tipo de establecimiento donde se comercializa, su ubicación geográfica y el tamaño de la demanda”.

La Cofepris ni la Profeco podrán sancionar a los comercios hasta el 30 de noviembre

Por tanto, ni la Cofepris ni la Profeco impondrán, entre el 1 de octubre y 30 de noviembre, sanciones como multas, clausura, arresto, suspensión, revocación, cancelación, prohibición de comercialización, inmovilización, aseguramiento, retiro del mercado y/o emisión de alertas.

El nuevo etiquetado frontal, con octágonos negros para alertar sobre exceso de azúcares, grasas, sodio y calorías, es sólo el primer paso de los cambios a la NOM, cuya implementación tomará varios años.

A partir de abril de 2021, por ejemplo, el etiquetado ya no podrá estar sobrepuesto sobre la versión anterior, sino que tendrá que ser parte original del empaque.

El aplazamiento de dos meses es muy inferior al periodo de un año que la Asociación Nacional de Manufacturas (NAM) de Estados Unidos solicito al Gobierno mexicano a principios de julio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí