La guerra contra Mara y la impunidad de las Lauras

La publicación de los resultados de una encuesta que favorece a la presidenta municipal de Benito Juárez, aceleró el inicio de una estrategia tendiente a aniquilar políticamente a Lezama

Escuche mientras lee: “Trouble” de Lindsey Buckingham “I really should be saying goodnight / I really shouldn’t stay anymore”. El tema con las relaciones humanas es que olvidamos que se caracterizan por los claroscuros del Ser. En tiempos de miseria como éstos, olvidamos que también somos capaces de sentir amor… ¡porca miseria!

REYNA DURÁN

Me permito formular una pregunta objetiva y sin segundos o terceros ulteriores, en el entendido de que es usted mi representante: ¿cómo es que puede usted tramitar en fast-track un juicio político en contra de una edil de quien se presume, ejerció actos de corrupción desde la esfera del Poder Público, pero no es capaz de hacer exactamente lo mismo con otras dos ediles que han sumido a sus respectivos Ayuntamientos, y peor aún, a sus ciudadanos en una miseria atroz?


¿Cómo es posible Reyna Durán que mantenga la conciencia tranquila cuando se sabe a sí misma cómplice, por omisión, de las dos Lauras?

Y lo más importante, ¿cómo es posible que ante las denuncias que han hecho los propios empresarios de Puerto Morelos y Solidaridad, usted “no se haya enterado” y peor aún, no hubiese solicitado las investigaciones correspondientes a fin de fincar sendos juicios políticos a las Lauras? -“was it something that they said?

Are the voices in your head, calling Gloria (Laura)?”-

Una más: ¿es casualidad o causalidad que el golpe mediático y ulterior pronunciamiento de su parte se hayan dado en las mismas fechas en que Massive Caller publicó el resultado de una encuesta de preferencias electorales con miras al 2021 que ubica a Mara por encima de todos


LA DIFERENCIA ENTRE SER PROTAGONISTA O ESBIRRO

Permítame una pregunta más: ¿aspira usted a alguna candidatura? Sabemos que cuando menos a la alcaldía de Benito Juárez no y de ello nos queda claro que está usted operando en favor de Marybel Villegas a fin de que ella sí se quede con esa candidatura, por eso les fue fundamental propinar un golpe mortal a la Marita.


Oiga y ese desplante de omnipotencia cuando sale a decir a los cancunenses que “no están solos” –¡¡Chaz!!-; necesito insistir: los cancunenses no estamos solos, pero, ¿los playenses y los portomoreleneses si?; ¿Qué se los cargue..?


Ese es el problema de no ser protagonista, que tiene usted que seguir órdenes al pie de la letra; es obvio que su mandamás, la senadora, tiene amarres y hasta negocios con las dos Lauras, de forma tal que, lejos de garantizar el combate a la corrupción e impunidad, velará porque usted misma les brinde protección.


De hecho, este asunto, el de Mara, es el más manoseado en la corta historia de Cancún; ni los escándalos de Chacho García Zalvidea o Gregorio Sánchez Martínez, quienes se atrevieron a aspirar a la gubernatura; cuando menos a ellos, los atacaron sus enemigos políticos, a Mara la están condenando sus propias compañeras (vaya sororidad), correligionarias.

Desde luego que como cancunenses debemos exigir que se llegue al fondo de los hechos denunciados y créame, si se logra acreditar todo ello, Mara irá a dar a la cárcel sin escalas, pero, si no lo logran, la senadora, las diputadas locales, y dirigentes de “organizaciones sociales”, tendrán que ofrecer muchísimas explicaciones.

Debemos los ciudadanos, empresarios, dirigentes de asociaciones civiles y demás, exigirle a Reyna Durán, nuestra empleada, que organice las investigaciones pertinentes a fin de fincarles sendas responsabilidades a las Lauras.

Señora diputada empleada nuestra; si su espíritu justiciero no le da para más, si su lealtad, antes que con nosotros sus patrones, está con la senadora Marybel y con las Lauras, cuando menos no pretenda que la tratemos como heroína, cuando no es usted más que una vil Esbirra, dicho sea lo anterior, con todo el respeto del mundo.
Ciao.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí