Maíz transgénico, un tema de Salud Pública

>La doctora María Elena Álvarez-Buylla Roces, habla por primera vez sobre el daño que le ha generado a la población en general la compra indiscriminada de maíz transgénico en México

CIUDAD DE MÉXICO.- La doctora María Elena Álvarez-Buylla Roces, titular del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) precisó: “para lograr que el pueblo de México tenga acceso real a una alimentación sana, es necesario que el país transite hacia un sistema agroecológico, libre de toxicidades y que cuide del ambiente”.

Por primera vez, el Gobierno mexicano se pronuncia abiertamente en contra de los productos transgénicos; en el pasado, a pesar de la oposición de científicos y productores del campo, la administración federal permitió la siembra de esos productos en estados como Yucatán y Jalisco con resultados adversos a la salud de la población.

Precisó la investigadora de nuestra Máxima Casa de Estudios, la UNAM, con datos científicos, la problemática estructural, en materia de producción agrícola, alimentación y salud, que subyace detrás del alto índice de enfermedades crónico-degenerativas, como el cáncer y la diabetes, la obesidad y la hipertensión, que existen en el país.

EL NEOLIBERALISMO NOS ENFERMÓ CON TRANSGÉNICOS Y GLIFOSATOS

Explicó que el periodo neoliberal dejó una herencia de precariedad alimentaria, mala salud y destrucción ambiental.

Recordó que México dejó de ser autosuficiente en producción de maíz tras la entrada del Tratado de Libre Comercio, lo que favoreció la importación de maíces transgénicos y el uso indiscriminado de insumos tóxicos para el campo, como es el caso del glifosato.

Éste último, dijo, asociado con el desarrollo de enfermedades crónico-degenerativas en la población expuesta a su consumo. 

La doctora María Elena Álvarez-Buylla Roces, titular del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología ha sido atacada y vilipendiada debido simplemente a su compromiso con la ciudadanía y no con el sectario grupo que había enquistado en el Conacyt la administración de Enrique Peña Nieto.

Añadió que, cada año, fallecen en México 200 mil trabajadores del campo por haber estado en contacto intensivo con dichos agrotóxicos.

También demostró, con datos científicos, que se ha encontrado glifosato en las muestras de orina en niñas, niños, jóvenes y adultos de algunas comunidades agrícolas y en distintas regiones de México, como son Jalisco, Campeche y Yucatán.

Más adelante, fue enfática al señalar que existen pruebas científicas de que el desarrollo de Diabetes Mellitus Tipo 2 no sólo tiene origen en una alimentación precaria, abundante en azúcares industrializados, sino en la exposición ambiental a agentes tóxicos.

¿SABE USTED LO QUE ES EL GLIFOSATO?

El glifosato es un herbicida de amplio espectro, desarrollado para eliminación de hierbas y de arbustos, en especial los perennes. Es absorbido por las hojas y no por las raíces. Se puede aplicar a las hojas, inyectarse a troncos y tallos, o pulverizarse a tocones como herbicida forestal.

Este producto está indexado a todos los productos transgénicos producidos ahora por Bayer, previamente por MONSANTO, el monstruo inventor del “gas mostaza”, el “Napalm” y, desde luego, los transgénicos.

Es un producto considerado un contaminante bioacumulable, cancerígeno, mutagénico y altamente tóxico; es una sustancia que se mueve a través de todos los elementos naturales y persiste por décadas.

Dewayne Johnson, trabajador de la jardinería en San Francisco California demostró ante un jurado que el uso de Glifosato le generó Cáncer; la empresa Monsanto fue sentenciada a pagar al afroamericano la cantidad de 289 millones de dólares. No obstante, en países de América latina, diariamente se registran abortos involuntarios y muertes por el uso indiscriminado.

EL PRIMER TLC, LA ENTREGA DE SALINAS DE LA AUTONOMÍA ALIEMNTARIA

Uno de los aspectos que la investigadora abordó durante la conferencia de prensa del 3 de octubre fue el hecho de que, en México aún subsisten la mayor cantidad de especies de maíz nativo, el cual, no sólo es superior respecto de su calidad alimentaria, sino hasta curativo.

Por el contrario, al referirse a la variedad transgénica, fue enfática al señalar que existen pruebas científicas de que el desarrollo de Diabetes Mellitus Tipo 2 no sólo tiene origen en una alimentación precaria, abundante en azúcares industrializados, sino en la exposición ambiental a agentes tóxicos, evidentemente, como el glifosato, presente en el maíz transgénico que importamos.

La diabetes infantil es una cruda realidad. Ésta se puede desarrollar, no sólo por el consumo de productos hiper-azucarados y procesados, puede desarrollarse por consumir tortillas hechas con HARINA DE MAÍZ de origen transgénico.

La historia del por qué importar es vergonzante para el pueblo mexicano; durante la administración de Carlos Salinas de Gortari, el primer Acuerdo de comercio denominado entonces Tratado de Libre Comercio (TLC), determinaba el abandono en México de los precios de garantía y los apoyos al campo, a fin de obligarnos a importar miles de millones de toneladas de maíz transgénico.

Antes del TLC, México era el productor de maíz número uno del mundo, luego de la estrategia para hacernos dependientes alimentarios, lo ha sido, a la fecha, Estados Unidos.

En México existe la variedad más grande de maíz; los productos transgénicos acaban con el maíz criollo al transformar los campos de cultivo en transgénicos. El objetivo de Bayer y antes, de Monsanto es que cuando la especie invade otras tierras, llegan a cobrar millones por derechos de autor. Por más bizarro y estúpido que suene, se trata de que la empresa lucre.

LAS TORTILAS, ANTES Y AHORA

Advertir el desperdicio que comemos todos los días en forma de tortillas es simple. Una tortilla actual, hecha con harina de maíz transgénico no tiene consistencia y endurece muy pronto; el sabor es desagradable y por más tiempo que se deje a la intemperie, no se puebla de hongos; ello se debe a que, en una superficie transgénica no se desarrolla ningún otro tipo de ser vivo.

LA BUENA NOTICIA

El gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador, no sólo ha dicho no a la transgénia en México; pretende, a través de trabajos que incluyen extensas investigaciones, devolver a nuestro país la autonomía alimentaria y la defensa de nuestros maíces endémicos.

CAJAS DE DATOS

Glifosato.- herbicida de amplio espectro. Cancerígeno, mutagénico, tóxico, presente en todos los productos transgénicos

Transgénico.- Producto alterado genéticamente con bases de DNA provenientes de bacterias o virus

México importa 10 millones de toneladas de maíz transgénico a Estados Unidos anualmente

Existen pruebas científicas de que el desarrollo de Diabetes Mellitus Tipo 2 tiene relación al consumo de productos contaminados con glifosatos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí