Micro, Pequeñas y Medianas empresas de Cancún resisten mejor los efectos del COVID

Las grandes empresas son las que más han abonado a los despidos en Quintana Roo, con una reducción de más de un tercio de su nómina, mientras que las Micro, Pequeñas y Medianas empresas (MiPymes) únicamente han dado de baja al 4.9 por ciento de su personal.

De acuerdo con datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el 2020 comenzó con 254 mil 626 personas ocupadas en empresas grandes, es decir, aquellas que se consideran con más de 251 empleados. Sin embargo, hasta noviembre, las cifras cerraron en 171 mil 751, una reducción del 32.5 por ciento (82,875).

En contraste, las micro, pequeñas y medianas empresas, es decir, que mantienen menos de 251 personas, comenzaron el año 2020 con una nómina de 208 mil 351 plazas.

Al corte de noviembre la cifra se ubicó en 197 mil 980, es decir, una reducción de apenas 4.9 por ciento (10,371).  Quintana Roo cuenta con 16 mil 716 patrones registrados ante el IMSS, de los cuales, sólo 255 son considerados como grandes empresa, mientras que el mayor universo, 16 mil 461, son micro, pequeñas y medianas empresas.

El sector de servicios y comercio fueron los más afectados durante la pandemia y tuvieron que bajar sus cortinas de manera temporal, sin embargo, 30% no logró sobrevivir, lo que causó la baja de más de 104 mil trabajadores, empleos que no se han logrado recuperar en su totalidad.

Uno de los casos fue la empresa Best Day que liquidó, en la etapa de la crisis sanitaria, a 20% de su personal, lo que incluso llevó a que los trabajadores se manifestaran. Lo mismo sucedió con el hotel Omni en Cancún, que con el cierre temporal del centro de hospedaje tuvieron que dar de baja a parte de la plantilla laboral.

Iván Ferrat Mancera, presidente del Consejo Coordinador Empresarial del Caribe (CCE) dijo que 2020 fue un año de retos, y los impactos de la pandemia en las empresas tardarán al menos hasta 2022, pues Quintana Roo depende en un 85 por ciento de la industria turística, de ahí el mayor impacto negativo.

“La pérdida de empresas y empleos fue considerable, algo que impactó a todo el estado, y aún vemos que durante el primer trimestre podría haber aún algunos cierres de negocios, sobre todo los pequeños comercios”, explicó.

Para este 2021, el sector espera contar con incentivos fiscales por parte de las autoridades, lo cual permitiría un respiro para los negocios.