Pretende Mimenza corromper a la Suprema Corte de Justicia de la Nación

>El empresario quintanarroense se jacta de que, el grupo de abogados que le defiende tienen los “suficientes contactos” en el máximo tribunal de México para revertir la sentencia que tendría que llevarlo tras las rejas

CIUDAD DE MÉXICO.- Carlos Mimenza Novelo quien lucha sin elementos jurídicos por permanecer en libertad, no obstante la sentencia impuesta por un Tribunal de Alzada que le sentenció a 8 meses de prisión y la resolución a la petición de amparo donde se le confirma la misma sentencia, aseguró desde un mes atrás, a través de un mensaje de audio, que el amparo solicitado se habría resuelto en su favor por lo que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) estaría atrayendo el caso.

Al día de hoy, la SCJN no ha aceptado el caso, no obstante que el empresario le espetó a Amir Ibrahim a través de un mensaje de voz un mes atrás, que “no hay sentencia, se fue a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN)”.

El polémico empresario quintanarroense, quien emplazara al Gobierno federal a atender sus demandas o de lo contrario “iniciaría una guerra” en Quintana Roo de la mano de grupos del narcotráfico, se encuentra en esta ciudad buscando la manera de evitar que se cumpla la sentencia que un Tribunal Colegiado le impuso por delitos de amenazas y en contra de la libertad de expresión.

A decir del propio Mimenza Novelo, sus abogados (Maf Asociados), “tienen muchos amigos en el Poder Judicial Federal”, donde han promovido un recurso para evadir al empresario de la responsabilidad de cumplir con la sentencia que lo llevará tras las rejas.

LA SENTENCIA HISTÓRICA DEL TRIBUNAL FEDERAL

Carlos Mimenza Novelo fue juzgado por las amenazas que le hizo a un conocido periodista quintanarroense a través de mensajes de texto y de audio, derivadas de un artículo en el que se cuestionaron posturas políticas del empresario.

El juicio que se centró en el delito del atentado a la libertad de expresión y amenazas, resultó en la primera sentencia que se aplica en contra de un actor que violenta estos derechos.

Luego de la resolución, el empresario se dijo “perseguido político de la administración estatal y federal” y trabajó, a través de sus abogados, en la petición de la protección judicial federal a través de un amparo.

Dicho amparo, resultó en la petición al Tribunal Colegiado de considerar y fundar legalmente la resolución que sentencia a Carlos Mimenza a ocho meses de prisión sin derecho a fianza o a conmutación de la pena.

En respuesta, el Tribunal cumplió con fundar su decisión y ratifica la sentencia a ocho meses de prisión. Se entiende que se agotaron todas las instancias, pero Carlos Mimenza pretende hacer creer que la SCJN estaría dispuesta a aceptar revisar el caso de forma irregular debido a que, según él, el despacho Maf y Asociados podría “mover sus influencias” para lograr su cometido.

SIGUE EL ACOSO TELEFÓNICO DE MIMENZA

Desde hace un mes, Carlos Mimenza cambió la historia y asegura que el amparo le fue concedido a través de los oficios del despacho que lo defiende (Maf y Asociados), por lo que, según él, el caso se revertiría “totalmente” y según él mismo, “no hay sentencia, se fue a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN)”.

En medio de los hechos que derivan de la sentencia y las actuaciones judiciales, el empresario Carlos Mimenza continúa enviando mensajes de audio al periodista Amir Ibrahim Mohamed, a fin de minimizar las consecuencias de los delitos que un juez le acreditó, según él, la sentencia habría cambiado.

Los audios, que están insertos en esta entrega, muestran a un Carlos Mimenza que sigue amenazando, que acusa y califica al periodista por las notas que este medio de comunicación, a través de otros periodistas dan a conocer.

AMENAZAS Y EL INTENTO DE TRAFICAR DE INFLUENCIAS

Desatendiendo el mandamiento judicial, Carlos Mimenza inició con la implementación de actos anticipados de campaña, pretendiendo anticiparse al proceso electoral del 2021 con miras a la presidencia municipal de Solidaridad, Quintana Roo.

Ello le valió las críticas y cuestionamientos de otros medios de comunicación, lo que generó que el empresario amenazara a otros dos periodistas quienes ya hicieron sus respectivas denuncias ante la autoridad federal, también por amenazas y delitos en contra de la libertad de expresión.

Pero el empresario, quien se niega rotundamente a cumplir con la sentencia, llegó a esta ciudad a contratar al despacho Maf y Asociados que presumen, según lo dicho por Carlos Mimenza Novelo, tener las amistades en el Tribunal Superior de Justicia de la Nación para lograr evadirlo de la sentencia de reclusión.

Pero no sólo ello, además, como parte de su estrategia, convocó a una conferencia de prensa en la cual emplaza al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador a cumplir sus demandas, so pena de que él mismo inicie “una guerra en Quintana Roo”, con el apoyo de la delincuencia organizada y grupos del narcotráfico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí