Real Madrid vence 3-1 al Barcelona y se queda con El Clásico en el Camp Nou

Real Madrid se llevó el Clásico. El equipo madridista se plantó en el Camp Nou para sacar un importante triunfo ante su máximo rival, el Barcelona (1-3). Los merengues revivieron gracias a los goles de Federico Valverde, Sergio Ramos (penalti) y Luka Modric luego de una semana para el olvido.

Los azulgrana lo lamentan, sobre todo Messi, quien pudo haber vivido su último Clásico en el recinto catalán. Sin embargo, el duelo pudo ser para cualquiera hasta que el VAR entró en polémica al señalar un jalón de Lenglet sobre Ramos, crucial en su regreso como capitán blanco.

Sin embargo, en términos generales, el conjunto de Zidane (quien consigue un tanque de oxígeno) se comportó a la altura, sobre todo en la zaga, y fue más contundente que su rival.

Inicio trepidante con dos goles en menos de 10 minutos

El silbatazo inicial dio pie a un concierto de intensidad y buen fútbol. El Barça tomó primero el balón, solo un espejismo que duró pocos segundos, ya que la posesión estuvo muy dividida durante los primeros 45 minutos.

Segundos después, Neto alzó la mano, literal, cuando tapó la definición de Benzema dentro del área a pase de Kroos. Los minutos transcurrieron con la lesión de Nacho por molestias en la rodilla, obligado a salir para dar su lugar a Lucas Vázquez en la lateral derecha.

Segundo tiempo y la polémica del penalti para el Madrid

Al 54′, Coutinho tuvo el segundo gol local pero su cabezazo solo rozó el poste merengue, falla que lamentó su equipo un minuto después, cuando Sergio Ramos cayó dentro del área tras un jalón de camiseta de Lenglet. El VAR se dio cuenta y Martínez Munuera tuvo que ver el monitor. No hubo duda, ante los reclamos catalanes, se señaló la pena máxima.

No hay actor posible que le quite el balón al número ‘4’, quien tras dos amagues venció a Neto para devolver la ventaja visitante.

Gol de Modric que liquidó el partido

El Madrid lució su zaga. Koeman mandó tarde a sus revulsivos, a menos de 10 minutos del final. Griezmann, Dembelé y Tricao poco pudieron hacer por emparejar los cartones. Del otro lado, Zidane buscó un latigazo que terminó encontrando gracias a un error de Neto, aunque había evitado milagrosamente el tercer gol madridista minutos antes, pero es humano y también se equivoca.

El arquero no se pudo quedar con un balón largo hacia Vinícius y el esférico terminó en Modric, y tras tras dos amagues al cancerbero definió con la derecha para terminar el encuentro.

El Madrid se coloca líder otra vez y el Barça se rezada en la medianía de la clasificación luego de siete jornadas en LaLiga, aunque con dos partidos pendientes.

TE PUEDE INTERESAR: Fans del Barcelona irrumpen en el Camp Nou en busca de Bartomeu