Usurpa borgista a ONU y CIDH para proteger a Mimenza

CHETUMAL, Q. ROO.- Ostentándose falsamente como representante de derechos humanos y de la ONU, Jose Bahjet Eljure Abourjaily, ex funcionario de Roberto Borge, contacta vía telefónica a víctimas de Carlos Mimenza para buscar algún “acuerdo”.

Utilizando los logos de la ONU y la CIDH en una credencial distorsionada, Jose Bahjet Eljure Abourjaily se presenta falsamente como representante de la ONU en Derechos Humanos para concertar encuentros y buscar “acuerdos” con las víctimas de Carlos Mimenza, con el fin de tenderles una trampa.

Jose Bahjet Eljure Abourjaily, ex funcionario borgista, es primo político de Eleazar Villanueva Lanz, el “rey de los diezmos” con Félix González Canto y Roberto Borge Angulo.

La relación de Mimenza con Félix González Canto data de cuando fueron compañeros de clase, siendo parte de su círculo de amistades de “negocios”, con quien logró hacerse una fortuna con la especulación de tierras.

Aunque parecieran distantes, Carlos Mimenza continúa operando para Félix, lo que queda en evidencia con la intervención de Jose Bahjet Eljure Abourjaily.

USURPACIÓN

Ostentándose como representante de derechos humanos, contactó a dos de las víctimas de Mimenza para ofrecer iniciar un proceso de reparación de daños.

Sin embargo, se trataría de una trampa que le permita a Carlos Mimenza salir de la cárcel.

Jose Bahjet Eljure Abourjaily se integró recientemente a una asociación civil, denominada “Pro Libertad y Derechos Humanos en América” (PLDHA), pero la cual no tiene relación alguna con las Naciones Unidas o la con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Aún más grave es que Eljure Abourjaily tiene una “credencial” fabricada por esta A.C.

En ella coloca los logos de la ONU, la Unesco, el Unicef, la OEA y el CIDH, sin que el PLDHA tenga algún convenio o representen a alguna de estas organizaciones.

Incluso, la propia Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos confirmó que Jose Bahjet Eljure Abourjaily no tiene ninguna relación con ellos.

Debido a estos nexos es que se presume que busca elementos para tratar de desprestigiar sus acusaciones y así darle fuerza a afirmación de que Mimenza es un “preso político” y no un victimario.

Esto podría configurar un delito ya que de acuerdo con el Código Federal Penal:

“Se sancionará con prisión de uno a seis años y multa de cien a trescientos días:

IV.- Al que usare credenciales de servidor público, condecoraciones, uniformes, grados jerárquicos, divisas, insignias o siglas a las que no tenga derecho. Podrá aumentarse la pena hasta la mitad de su duración y cuantía, cuando sean de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas Mexicanas o de alguna corporación policial”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí