Condenan a 50 años de prisión a asesino de la periodista Alicia Díaz

La periodista Alicia Díaz fue asesinada a golpes en su casa, en Monterrey, en donde fue encontrada por su hijo

CIUDAD DE MÉXICO.- Un sujeto de 63 años de edad fue condenado a 50 años de cárcel, más los pagos de reparación de daños por más de 400 mil pesos y gastos funerarios de 47 mil pesos.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de Nuevo León (FGENL) informó, en una tarjeta, que consiguió sentencia en contra de Gerardo Medrano, que asesinó el 24 de mayo de 2018 a la periodista Alicia Díaz González, quien tenía entonces 52 años.

La periodista Alicia Díaz, colaboradora de El Financiero, fue asesinada a golpes en su casa, en Monterrey, en donde fue encontrada por su hijo.

El juicio oral inició el día 8 de septiembre 2019 y concluyó este jueves contra Gerardo Medrano Martínez, de 63 años de edad, por feminicida con un grado de participación como autor material de forma intelectual.

Medrano Martínez tendrá que saldar además seis mil cuotas, de acuerdo con un comunicado de la FGENL.

Gerardo Medrano fue detenido el pasado 4 de junio de 2018.

La detención se realizó en León, Guanajuato, después de una labor de localización en la que participaron miembros de la Gendarmería, de la Policía Federal.

Días después, el 6 de junio, la Fiscalía de Nuevo León confirmó la detención de Alfredo “N”, también implicado en el asesinato de la periodista Alicia Díaz González.

La institución informó a través de un comunicado que la detención se realizó en Monterrey por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones. El señalado fue puesto a disposición de un juez de control.

Un periodista es agredido cada 17 horas en México

Cada 17,4 horas se perpetra una agresión contra un periodista en México, en camino de romper récord de reporteros asesinados en un año, desveló este martes un estudio de la ONG Artículo 19.

En los primeros 6 meses del año la entidad no gubernamental ha contabilizado 249 agresiones, incluyendo 7 asesinatos a periodistas, lo que les lleva a concluir que “el panorama para la libertad de expresión es desalentador” en el país. En lo que va de 2019 se han registrado 10 asesinatos, una cifra que supera el total de 2018, año que cerró con 9.

En ese mismo periodo, desde el 1 de diciembre de 2018, el total de agresiones asciende a 277. Artículo 19 consideró que, de continuar esta tendencia, a poco más de cuatro meses para terminar el año, “2019 podría ser el más letal para la prensa en México”.

Hasta el momento, el año más violento para los periodistas fue 2017 con 12 asesinatos, solo uno más que este año.

En muchos de los casos, el Estado es el enemigo. En 2019, el 42,16 % de las agresiones fueron perpetradas por funcionarios públicos. De estos, más de la mitad (56,19 %) fueron funcionarios municipales.

Tomando en cuenta estos datos, la organización consideró como “una preocupación constante” las declaraciones del Ejecutivo federal, así como dirigentes estatales y municipales, “los cuales de manera cada vez más recurrente atacan a la prensa y buscan mermar su credibilidad”.

Esto, consideraron, lleva a cerrar “los canales de difusión de información, inhibiendo el debate y poniendo en riesgo a las y los periodistas”.

Pero, más allá de esta observación, Artículo 19 aseguró que “hasta ahora, el nivel de violencia contra la prensa es similar al observado en la segunda parte del sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018)”. (Noticieros Televisa)

Hallan “paquetón” de ‘coca’ sujeto a una boya en Cozumel

Durante su recorrido de rutina, elementos de la Armada de México, localizaron una boya con un foco a escasos metros de la costa, en la playa conocida como Punta Chiqueros del lado oriental de la isla

COZUMEL, Q. ROO.-  Un importante cargamento de droga, al parecer cocaína, fue hallado escondido en el mar, a la orilla de la playa de Punta Chiqueros, el cual deja al descubierto una de las formas en la que llega el enervante a la isla, se trataba de un paquete sumergido tipo palangre que utilizan los pescadores y con una boya con luz para que sea localizado.

Durante su recorrido de rutina, elementos de la Armada de México, localizaron una boya con un foco a escasos metros de la costa, en la playa conocida como Punta Chiqueros del lado oriental de la isla, lo cual es inusual en dicha zona por lo que reportaron a su base y al llegar buzos se percataron de que, en la parte baja de la boya (sumergido en el mar) se encontraba un paquete que estaba envuelto con una red de las que usan pescadores, con una especie de balsa de madera, como si estuviera anclada en espera de que fueran a recogerla y en su interior varios paquetes envueltos con plástico para evitar que se mojen.

Al lugar del hallazgo acudieron elementos de la Secretaria de Marina y Guardia Nacional, así como del Ejercito y cuatro patrullas de Seguridad Publica para dar seguridad y protección a los trabajos de rescate del paquete y posteriormente, escoltar el vehículo en el que fue trasladado hasta la base de la Secretaria de Marina en la 65 avenida entre 35 y 39 a un costado de la Unidad Habitacional de la Semar, donde quedo en resguardo el paquete que según fuentes extraoficiales puede tratarse de hasta 100 kilogramos de cocaína pura con un valor estimado de 200 mil pesos el kilo en el mercado negro.

Cabe destacar que, además de este enorme paquete que fue hallado dentro del mar, a la orilla de la playa de Punta Chiqueros, se localizaron otros paquetes sueltos a unos 10 metros de la orilla, donde no llegan las olas del mar ya que es una zona rocosa, por lo que se presume que este paquete ya había sido localizado y se habían llevado una parte del cargamento, que se les cayó en el camino a quienes fueron a recogerlo.

Con este recale, queda más que claro, una de las muchas formas en la que la droga llega a la isla de Cozumel, que es a través de paquetes que se dejan “anclados” en la costa y señalizados con boyas con luz para detectarlas con mayor facilidad por las noches y durante el día al observar la boya flotando cerca de la playa, para después ser recogida por sus destinatarios.

Llama la atención que sea aprovechada la oscuridad de la noche para recuperar el paquete, ya que debería de estar cerrado el acceso hacia la costa oriental por la temporada de arribo de tortugas marinas y se instalan retenes de la policía en la playa Mezcalitos y del lado sur pasando la entrada del poblado El Cedral. (Quinta Fuerza)

Cinco años sin verdad ni justicia, reclaman padres de “los 43” en marcha

Más de cinco mil manifestantes recordaron a los 43 estudiantes normalistas que entre el 26 y 27 de septiembre de 2014 fueron desaparecidos en Iguala

CIUDAD DE MÉXICO.-  “Son cinco años sin verdad ni justicia, no hay respuestas”, resumió María Elena, madre de uno de los 43 normalistas de Ayotzinapa que desapareció hace cinco años en Iguala, Guerrero.

Sus palabras retumbaron en el Zócalo capitalino, teniendo a sus espaldas Palacio Nacional y al frente a más de cinco mil manifestantes que recordaron a los 43 estudiantes que entre el 26 y 27 de septiembre de 2014 fueron desaparecidos en tierras guerrerenses.

En el marco del mitin-marcha que inició en el Ángel de la Independencia y concluyó con la caída de la noche en la principal plaza pública del país, María Elena exigió al gobierno de Andrés Manuel López Obrador llamar a declarar a militares.

Con la voz quebrada, pero firme, agregó: “nos quitaron tanto que hasta el miedo se llevaron con ellos”.

A su vez, Mario César González, padre de otro normalista desaparecido, pidió al Gobierno Federal llamar a declarar a funcionarios y exfuncionarios federales y de Guerrero que estuvieron involucrados en las investigaciones y actuaron negligentemente, lo que ha provocado impunidad y la liberación de muchos de los responsables de la desaparición.

“Tenemos empeñada la palabra del señor presidente, pero no bastan las palabras ni los discursos sino cumplir”, dijo desde el templete a un auditorio variopinto conformado lo mismo por estudiantes de varias universidades de la capital, de Guerrero, de normales rurales, así como de sindicatos y organizaciones sociales.

Exigió al gobierno de López Obrador ser más duro con las dependencias y secretarías que no quieren dar información sobre las investigaciones y la verdad de lo ocurrido en la noche de Iguala. “Tenemos nombres y apellidos para que los detengan”.

Enfático, dijo que han transcurrido mil 800 días desde la desaparición de los 43 normalistas y el asesinato de otros tres jóvenes en Iguala.

“El camino que hemos recorrido ha sido mucho, pero la esperanza de volverlos a ver es más. Pensamos que sólo es una pesadilla de la que ya queremos despertar“, subrayó González.

En el mitin, en el que no hubo actos vandálicos, los padres de los normalistas, en voz de su abogado Vidulfo Rosales, se deslindaron de los actos violentos que cometieron encapuchados en comercios y hoteles de Reforma y Avenida Juárez.

También de las agresiones a un periodista y camarógrafo, y a la camioneta de una televisora, diversas pintas a comercios, así como algunas más a la cantera de Palacio Nacional.

La marcha concluyó con el himno “Venceremos”, así como el pase de lista de los 43 estudiantes que hace cinco años desaparecieron.

La noche en el Zócalo también marcó la partida de una veintena de autobuses ocupados por los padres y familiares de normalistas, estudiantes de normales rurales y organizaciones sociales de Guerrero, que partieron rumbo a Iguala, donde este viernes 28 de septiembre depositarán ofrendas florales en los sitios donde encontraron los cuerpos de tres estudiantes asesinados hace cinco años. (Con información de Aristegui Noticias)

Encapuchados vandalizan edificios

Comenzaron a pintar, romper los cristales de locales e incluso prendieron fuego en algunos comercios durante la marcha por Ayotzinapa

CIUDAD DE MÉXICO.- Un grupo de personas enchapuchadas pintó y vandalizó edificios y monumentos a su paso por avenida Juárez y Paseo de la Reforma.

Un grupo de encapuchados que iban en la retaguardia de la marcha comenzaron a realizar pintas en el monumento de la Glorieta de Colón con consignas como 43 o una letra A.

A su paso, el grupo de manifestantes causó destrozos en restaurantes, hoteles y tiendas de servicio, en donde realizaban pintas, rompían vidrios y hasta quemaban algunos negocios.

Dueños de tiendas sobre avenida Juárez se defendieron con gas pimienta y extintores luego de que encapuchados buscaran entrar a los negocios o romper las fachadas de estos.

Los jóvenes vestidos de negro y tapados de la cara también rompieron con martillos los cristales del hotel Hilton, el cual se ubica en avenida Juárez.

El grupo aprovechaba los destrozos del lugar para robar objetos como extintores, los cuales luego ocuparon para seguir causando desmanes a su paso.

Los manifestantes quemaron algunos negocios como la librería Ghandi, que se encuentra en avenida Juárez, sin embargo, trabajadores activaban extintores para acabar con los incendios y ahuyentar a los encapuchados.

A pesar de que algunos de los negocios bajaron cortinas luego de los destrozos causados por personas encapuchadas, fueron abiertos con martillos.

Participantes de la marcha también intentaron apagar el fuego provocados por algunos manifestantes. 

Elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana llegaron a la calle 5 de Mayo para contener a algunos manifestantes que causaron destrozos.

Los encapuchados llegaron hasta Palacio Nacional, en donde comenzaron a golpear la puerta “Mariana” del edificio. (Milenio Noticias)