Arrasaría con arrecife ampliación del muelle de Puerto Morelos

La sociedad civil pide a la Semarnat no autorizar el proyecto interpuesto por cooperativa pesquera; habrá rediseño, no ampliación, refuta la Apiqroo

 

 

PUERTO MORELOS, Q. Roo.- Un proyecto para construir infraestructura de ampliación del muelle asistido con brazos laterales de madera y restaurante en Puerto Morelos, inscrito con fecha julio de 2016 en el expediente 23QR-2016-TD064, detonó inconformidades entre el colectivo Voces Unidas de Puerto Morelos, quienes han presentado un estudio diseccionando de las inconveniencias señaladas en la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) entregada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), instancia federal que tiene en sus manos decidir o no que el proyecto se lleve a cabo, al considerar que alterará el ecosistema marino e impactará negativamente las condiciones de sustentabilidad en el municipio 11.

Respecto al tema, la Administración Portuaria Integral de Quintana Roo (Apiqroo) señaló que se encuentra en proceso de evaluación de los proyectos de la terminal marítima con la finalidad de mejorar la capacidad logística y renovar las instalaciones. El organismo destacó que entre sus objetivos no está la “ampliación o construcción de nueva infraestructura”.

 

muelle4
El muelle de Puerto Morelos

 

De acuerdo con los denunciantes, Voces Unidas de Puerto Morelos, un grupo de ambientalistas, ecologistas, académicos y sociedad civil organizada, la ejecución del proyecto promovido por la Sociedad Cooperativa de Producción Pesquera “Pescadores de Puerto Morelos” S.C. de R.L. generará un total de 37 impactos ambientales negativos sobre los factores y servicios ambientales.

Fundamentan su análisis y denuncia en el Reglamento de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente en Materia de Evaluación de Impacto Ambiental (DOF-30/05/2000), el cual establece en sus Artículos 27 y 28 que la Semarnat debe requerir una nueva MIA, cuando las modificaciones propuestas estén siendo señaladas por poder causar desequilibrio ecológico, daños a la salud, o causar impactos acumulativos o sinérgicos.

Hasta el cierre de edición, la Semarnat no ha solicitado información adicional para evaluar los efectos al ambiente derivados de tal modificación, aun cuando éstos no fueran significativos. En este sentido, se precisa que si a nivel federal el proyecto se autoriza, corresponderá al promovente (Sociedad Cooperativa de Producción Pesquera “Pescadores de Puerto Morelos” S.C. de R.L) buscar los permisos municipales en la Dirección de Desarrollo Urbano y en la Dirección de Medio Ambiente.

 

Estatus del proyecto en la página de la Semarnat
Estatus del proyecto en la página de la Semarnat

 

Por ahora, la Dirección de Desarrollo Urbano municipal a cargo de Tirso Esquivel Ávila, señaló a El Quintana Roo.mx que “el proyecto se encuentra en este momento en autorización a nivel federal y no hay nada aprobado a nivel municipal”.

El pasado 12 de octubre, Voces Unidas por Puerto Morelos envió un oficio de observaciones a la Semarnat señalando lo siguiente: “El proyecto del muelle planea llevarse a cabo dentro del polígono Parque Nacional Arrecife de Puerto Morelos, por lo que de concretarse violará las fracciones de la Regla 76 que prohíbe realizar actividades de dragado o de cualquier otra naturaleza que generen la suspensión de sedimentos, así como la alteración o erradicación de los pastos marinos vivos. Esto quiere decir que las obras necesarias para restaurar y aumentar de tamaño y forma el muelle necesariamente provocarán la suspensión de sedimentos y alterarán la pradera de pastos marinos en el área, la cual está dentro de un parque nacional”.

 

VOCES1

VOCES2
Oficio de observaciones al proyecto del colectivo Voces Unidas de Puerto Morelos

 

El contranálisis de la sociedad civil sostiene que otro de los problemas es que la concesión de la Zona Federal permite el establecimiento de un “snack-bar” y no de un “restaurante”, el cual de construirse ocuparía un área mayor y generaría más cantidad de basura y aguas residuales, tanto negras como grises.

“En la Manifestación de Impacto Ambiental no se describe claramente cómo se tratarían las aguas residuales para garantizar que no haya un impacto sobre el Área Natural Protegida”, cita el colectivo.

En el apartado “Razones y consideraciones legales para no permitir la ejecución del proyecto”, se establece que la construcción del restaurante considera que en la planta baja habrá dos baños y que en ellos habrá seis regaderas, cinco WC, dos mingitorios y tres mesetas de concreto con tres lavabos cada uno, además de seis locales comerciales.

 

“En la MIA no se describe claramente cómo se tratarían las aguas residuales para garantizar que no haya un impacto sobre el Área Natural Protegida”

 

El problema radica en que no se estima la cantidad de agua que se usará para estos servicios, tampoco cómo se separarán las aguas jabonosas de las negras. El promovente ha argumentado que habrá una fosa séptica que se irá “limpiando” según se necesite.

Además, la Zona Federal en la que se planea construir el restaurante forma parte del Parque Nacional Arrecife de Puerto Morelos, por lo que se considera inadecuado que en ella se construyan baños y fosas sépticas.

El Resumen Ejecutivo preanalizado por la Semarnat concluye que la infraestructura estará localizada en la Concesión de Zona Federal Marítimo Terrestre 249/QROO/2011 expedida a favor de la Cooperativa de Producción Pesquera “Pescadores de Puerto Morelos, S.C. de R.L” por una superficie de 332.09 metros cuadrados, la cual tiene como objeto la concesión del “varadero de embarcaciones de uso pesquero, turístico y público, así como la renta de equipo acuático y snack-bar”.

 

M1
El proyecto sobre el muelle contempla un varadero de embarcaciones y un snack-bar

 

El área aproximada que se pretende desarrollar por el proyecto corresponde a 518.89 metros cuadrados distribuida en la ampliación del muelle (Laguna Arrecifal), el restaurante Puerto Morelos y el andador de concreto.

Las razones y consideraciones legales por las que se cita que Semarnat no debió haber otorgado la MIA y negar la ampliación del muelle son múltiples. A continuación, algunas:

  1. De las violaciones a la transparencia en el ejercicio de atribuciones de las autoridades ambientales y, por ende, la falta de acceso al derecho de participación ciudadana en la toma de decisiones en materia de protección al ambiente.
  2. El proyecto debió haber sido aritméticamente analizado antes de expedir la MIA, Yya que se trata de un sitio con ambiente ecológicamente natural a un proyecto de obra con actividad de impacto negativo.
  3. El proyecto nunca fue presentado al Concejo Asesor del Parque Nacional Arrecife de Puerto Morelos antes de su autorización.

 


OBJETIVO RENOVAR, NO AMPLIAR, SEÑALA APIQROO

La Administración Portuaria Integral de Quintana Roo (Apiqroo) informó que, en el corto plazo, se encuentra definiendo las acciones y proyectos de modernización para la Terminal Marítima de Puerto Morelos en cuanto al rediseño operativo para mejorar la capacidad logística así como al remozamiento de sus instalaciones, y no para la ampliación o construcción de nueva infraestructura.

Como parte del Programa de Obras y Acciones, el organismo señaló que se busca modernizar los recintos e instalaciones portuarias de todo el estado, a efecto de elevar los niveles de competitividad y calidad en las Terminales Marítimas de la Entidad.

Dentro de las acciones relevantes que detalló se encuentran  trabajos de mantenimiento mayor en la Terminal Marítima de Puerto Morelos, para que esta se encuentre en condiciones para posibilitar el incremento en sus operaciones.


 

 

Fotos: David Zarco

Protestan por “negociazos” de espectaculares y grúas

El regidor perredista Antonio Meckel pide cárcel para quien autorizó atiborrar de anuncios las zonas públicas de todo el municipio de Benito Juárez

 

CANCÚN, Q. Roo.- En la Tercera Sesión Ordinaria de Cabildo de ayer, el regidor perredista, Antonio Meckler, exigió a la autoridad municipal meter a la cárcel a quien autorizó la indiscriminada instalación de anuncios espectaculares en camellones, zonas de equipamiento y áreas públicas de toda la geografía del municipio Benito Juárez.

 

La Tercera Sesión Ordinaria de Cabildo de Benito Juárez
La Tercera Sesión Ordinaria de Cabildo de Benito Juárez

 

“Ningún particular puede hacer uso de las áreas comunes, porque son para todos, no son para que hagan anuncios y luego los vendan y hagan negocio de ello. Yo le pido al secretario que a la brevedad posible se le pida al director de Desarrollo Urbano que nos haga saber dónde están los anuncios, si hay permisos o no hay permisos. De hecho, si hay permiso se tiene que deslindar quién se va a ir a la cárcel, porque el reglamento municipal prohíbe poner anuncios en las áreas de equipamiento. Si no hay permisos, lo que procede es quitarlos”.

 

“Hay propaganda privada en lugares públicos, están haciendo negocio con algo que es de todos”

 

“La administración anterior llenó camellones, banquetas, todos los jardines, todos los parques. Hay propaganda privada en lugares públicos, están haciendo negocio con algo que es de todos, y no hay forma de dar un permiso de esos porque el reglamento de anuncios lo prohíbe”.

En este sentido, el regidor Gregorio Sánchez Martínez pidió reinstalar de inmediato el comité responsable de la actualización y adecuación de la reglamentación municipal “ya que la ciudadanía ha perdido la confianza en las instituciones por la corrupción en exceso, por lo que hoy demanda un cambio; por lo que propongo a este Cabildo se incluya en la próxima sesión el siguiente punto de acuerdo”.

 

Gregorio Sánchez
El regidor Gregorio Sánchez Martínez

 

Además, Antonio Meckler puso el dedo sobre el negocio que hacen las empresas de grúas en el polémico Operativo Alcoholímetro; calificó de irracional obligar al ciudadano a pagar un servicio de manera arbitraria tomando como garantía su propio vehículo, además de encarcelarlo.    

“¡Nadie nos puede obligar a contratar una grúa! Por eso es que las grúas cobran de cinco, de seis, de siete, de ocho mil pesos, y lo peor del asunto es que en el alcoholímetro estamos obligando a la gente a pagar por un transporte que no contrató. Las grúas no son un servicio público, por lo que no se puede concesionar”.

 

“Ahorita, como estamos obligados a acatar el rol de grúas que maneja el director de Tránsito, entonces el cobro es irracional”

 

“Cuando se le detiene a alguien en el alcoholímetro, se le tienen que mostrar los teléfonos de las grúas para que las personas decidan a qué corralón quieren que sea trasladado su auto. Ahorita, como estamos obligados a acatar el rol de grúas que maneja el director de Tránsito, entonces el cobro es irracional, y es irracional porque se lo tienes que pagar a alguien a fuerza. El Ayuntamiento no puede brindarle negocios forzosos a nadie, ni obligar a nadie a pagar de manera forzosa”.

 

El alcalde de Benito Juárez, Remberto Estrada
El alcalde de Benito Juárez, Remberto Estrada

 

 

NUEVOS DIRECTORES

En esta Sesión Ordinaria, ante el Cuerpo Colegiado encabezado por el presidente municipal, Remberto Estrada, rindieron protesta de ley cuatro nuevos directores de órganos descentralizados del Ayuntamiento. David Martínez González quedó al frente del Instituto Municipal del Deporte, Aholibama Torres Bui encabeza desde hoy el Instituto Municipal de la Mujer, Fernando Cervantes Quijano fue nombrado director del Instituto de la Cultura y las Artes, y Érika Rejón Soto fue colocada en el Instituto Municipal de Desarrollo Administrativo e Innovación.     

 

Aholibama
Aholibama Torres Bui se encargará del Instituto Municipal de la Mujer
Érika
Érika Rejón Soto será la titular del Instituto Municipal de Desarrollo Administrativo e Innovación
David
David Martínez González queda al cargo del Instituto Municipal del Deporte
Fernando
Fernando Cervantes Quijano fue nombrado director del Instituto de la Cultura y las Artes

 

Fotos: Francisco Javier Robles

     

Aseguran 199 animales en Santuario Toolok-Kaa’n

Tras una inspección, la Profepa consignó los ejemplares por no acreditar legal procedencia; algunas son especies con protección especial o amenazada

PUERTO MORELOS, Q. Roo.- Por no acreditar la legal procedencia, un total de 199 ejemplares de vida silvestre fueron asegurados de la Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) “Santuario Toolok-Kaa’n”, ubicada en el Municipio de Puerto Morelos, Quintana Roo.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informó en un comunicado que, como parte del operativo para combatir el Tráfico Ilegal de Ejemplares, Partes y Derivados de Fauna Silvestre, Terrestre y Marina, realizó una visita de inspección a las instalaciones de la UMA “Santuario Toolok-Kaa’n” para verificar la documentación sobre su colección de ejemplares.

Dado que los responsables de la UMA no exhibieron documentación que avalara la legal procedencia de los animales, se llevó a cabo el aseguramiento precautorio de 185 ejemplares de iguana verde, un ejemplar de cocodrilo de pantano, ocho ejemplares de tortuga jicotea y cinco ejemplares de boa constrictora.

 


ANIMALES ASEGURADOS

  • 185 iguanas verdes
  • 1 cocodrilo de pantano
  • 8 tortugas jicoteas
  • 5 boas constrictoras

 

Una vez levantada el acta administrativa y aplicada la medida de seguridad mediante el aseguramiento de las especies, éstas quedaron en depósito de la UMA, mientras se resuelve su situación jurídica.

Cabe señalar que las especies iguana verde y cocodrilo de pantano se encuentran enlistadas en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010 en el estatus de protección especial, así como la especie boa constrictor, la cual se encuentra en estatus de Amenazada (A).

Las violaciones a los preceptos de la Ley General de la Vida Silvestre (LGVS) y su Reglamento podrán ser sancionadas administrativamente con multa por el equivalente de 20 a 50 mil veces la Unidad de Medida y Actualización.

Asimismo, dichas conductas pueden derivar en la configuración de un delito penal conforme a lo establecido en el artículo 420 fracción IV del Código Penal Federal, que establece la imposición de una sanción de uno a nueve años de prisión y el equivalente de 300 a 3 mil días de multa a quien realice cualquier actividad con fines ilícitos con especies consideradas endémicas, amenazadas, en peligro de extinción, sujetas a protección especial o reguladas por algún tratado internacional del que México sea parte.

Foto: El Quintana Roo.mx

Alza la voz Puerto Morelos contra rompeolas de Moon Palace

Las 300 estructuras de concreto devastarían pasto marino para crear playa a favor del hotel; alertan que el proyecto se ha modificado y no posee MIA

 

 

PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- La sociedad organizada de Puerto Morelos rechazó una autorización otorgada por la Semarnat a la Conanp para que se instalen más de 300 estructuras de concreto sobre pastizales marinos –dentro del Parque Nacional Arrecife de Puerto Morelos– para generar playa a favor del hotel Moon Palace, un complejo turístico con un negro historial debido a los múltiples ecocidios que ha cometido.

En una misiva, firmada el 8 de octubre de 2016, miembros del Consejo Asesor del Parque Nacional Arrecife de Puerto Morelos, académicos, ambientalistas, pescadores y prestadores de servicios turísticos y náuticos, mostraron su “inconformidad” “por la autorización que otorgó la Semarnat a Francisco Ricardo Gómez Lozano, director regional  de la península de Yucatán y Caribe mexicano de la (Conanp), para modificar el proyecto denominado ‘Colocación, operación y mantenimiento de hábitats artificiales en arenales de los Parques Nacionales Costa Occidental de Isla Mujeres, Punta Cancún y Punta Nizuc e Isla Contoy y en la zona aledaña El Meco’, a fin de extenderlo al polígono del Parque Nacional Arrecife de Puerto Morelos ‘sin que se le haya requerido una nueva Manifestación de Impacto Ambiental’ y permitiendo modificar la autorización que tiene el referido al proyecto autorizado en el año 2009.

 

“La Semarnat otorgó una autorización para modificar una autorización previa sin requerir una nueva MIA que viola el programa de manejo de un Área Natural Protegida”

 

La carta está dirigida a Alfredo Arellano Guillermo, secretario de Ecología y Medio Ambiente del estado, a Rafael Pacchiano Alemán, secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y Alejandro del Mazo Maza, comisionado nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp). En resumen, los inconformes refieren que el proyecto “tipo rompeolas de 250 metros de largo y conformado por 324 piezas de estructuras de cemento”, puede “causar desequilibrios ecológicos, daños a la salud, o causar impactos acumulativos o sinérgicos”.

Es decir, “el proyecto nuevo que se pretende desarrollar no es de la misma naturaleza al autorizado”, ya que el proyecto inicial fue planteado para colocar hábitats artificiales en zonas de arenales con el fin de promover el asentamiento de peces y coral, mientras que en el proyecto actual” las estructuras serán colocadas en un pastizal marino dentro de un área natural protegida para servir como rompeolas y generar playa para beneficiar al hotel Moon Palace”.

El proyecto piloto, señalan los inconformes, pretende “reubicar” poco “más de 1,000 m2 de pastos marinos, sin demostrar, mediante información técnica contundente, que dicha acción es viable y funcionaría; es decir, la manifestación en mención no presenta la mejor información disponible”, y añaden:

“Los pastos marinos que morirán al ser aplastados por las estructuras, también hay riesgo de que mueran por efecto de la acumulación de sedimentos, los pastos marinos que se distribuyen entre la playa y el rompeolas y los que se distribuyen en la zona posterior a la estructura”.

 

“Los pastos marinos morirán al ser aplastados por las estructuras, también hay riesgo de que mueran por efecto de la acumulación de sedimentos”

 

La ampliación del proyecto y la colocación de hábitats artificiales es en la zona norte del Parque Nacional Arrecife de Puerto Morelos y frente al hotel Moon Palace, por lo que, puntualizan los inconformes, “el proyecto carece de la justificación técnica-ambiental para su ejecución, al no proporcionar la información pertinente que pudiera dar certeza de éxito”.

Además, acotan que “la Semarnat otorgó una autorización para modificar una autorización previa sin requerir una nueva MIA que viola el programa de manejo de un Área Natural Protegida que ambas instituciones tienen por mandato conservar y de ver que se implemente su programa de manejo, por lo que ambos están faltando gravemente a las funciones para las que fueron contratados como servidores públicos”.

Pueden encontrar aquí la misiva íntegra.

Foto: Carlos Underwood