Piden habilitar oficina de SRE para expedición de pasaportes en Chetumal

Por falta de pasaportes, 13 niños con malformaciones congénitas, no pueden acceder a cirugías y tratamientos en Belice

Agencia EQR

CHETUMAL, Q. ROO.- Ciudadanos piden habilitar oficina de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en Chetumal para facilitar expedición de pasaportes a los habitantes de la capital del estado.  Y es que desde hace dos años, Chetumal carece de una oficina donde realizar el trámite para obtener este documento.

Quienes necesitan un pasaporte, se ven obligados a trasladarse hasta Cancún para realizar el trámite, ya que por ahora solamente en esta ciudad, hay una oficina de la SRE para llevar a cabo este procedimiento, lo que origina gastos de transporte, alimentación y en algunos casos hasta hospedaje.

Precisamente, por falta de pasaportes, 13 niños con malformaciones congénitas, no pueden acceder a cirugías y tratamientos en Belice. El documento es necesario para el traslado al vecino país, porque los permisos otorgados por el Instituto Nacional de Migración (INM), son únicamente por 24 horas y sólo para Corozal, cuando las jornadas médicas son en Belmopán.

El presidente de la Fundación Mariana A. C., Oscar Acopa Ferral, dijo que para el viaje y gastos se requiere de por lo menos cuatro mil pesos por persona. Además, el paciente debe ir acompañado de por lo menos de un familiar y recursos económicos por alguna eventualidad.

Ante esta situación, solicitó a las autoridades competentes, habilitar una oficina para expedir este documento en la capital del Estado.

“Elefante blanco” de Borge será “restaurado”

Confirma el titular de la Sintra, William Conrado, que el Auditorio del Bienestar será utilizado para cumplir con su función, para lo cual se contrató a la CFE para la elaboración de un nuevo peritaje

CANCÚN, Q. ROO.- El gobierno de Quintana Roo recuperará el Auditorio del Bienestar, inmueble de más de 240 millones de pesos construido durante la administración de Roberto Borge Angulo, pero que entregó inservible sin posibilidades de ser aprovechado.

El titular de la Secretaría de Infraestructura y Transporte (Sintra), William Conrado Alarcón, informó que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) hará los estudios para determinar los riesgos y las adecuaciones que se tendrán que hacer al inmueble para poder aprovecharlo como un recinto para conciertos.

Incluirá los estudios de la estructura de acero, de la estructura de concreto y de escurrimientos; los diseños de una nueva vialidad para el desalojo de personas y de un nuevo sistema de aire acondicionado; la mecánica se suelo; una nueva planta de tratamiento de aguas residuales, rediseño de la instalación eléctrica de todo el recinto, así como del área de estacionamiento.

El funcionario mencionó que dicho estudio costará 9 millones de pesos y su conclusión llevará dos meses. Sólo hasta que se tengan los resultados, se dará a conocer si es viable su aprovechamiento como recinto para conciertos, como fue planeado originalmente, o si se le necesita dar otro uso por los defectos de construcción en los que fue entregado.

Antecendente

Durante los últimos meses del gobierno de Borge Angulo, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) solicitó a la entonces Secretaría de la Gestión Pública de Quintana Roo (hoy Secretaría de la Contraloría) iniciar un procedimiento administrativo sancionatorio en contra de funcionarios de la Sintra que por acción u omisión permitieron que el Auditorio del Bienestar se construyera sin dictámenes, permisos, ni licencias correspondientes.

La obra de 224.7 millones de pesos introduciría a Cancún “en el circuito de los grandes conciertos y espectáculos internacionales”, anunció en su momento Borge Angulo; sin embargo, hoy no puede ser utilizado por evidentes fallas de planeación como la falta de estacionamiento y climatización insuficiente para las 12,000 personas que puede albergar.

El recinto cuenta con 8,000 gradas en tres niveles y 4,000 butacas en un área desmontable de la parte inferior del inmueble, a base de estructura de acero y concreto y fachadas de aluminio y cristal.

De las cuatro auditorías aplicadas, se derivaron cinco observaciones, de las cuales tres fueron solventadas por la entidad fiscalizada, en este caso Sintra, mientras que las restantes derivaron en dos recomendaciones y dos  promociones de responsabilidad administrativa sancionatoria.

Una de las dos observaciones no acreditadas por el gobierno de Quintana Roo tiene que ver con el hecho de que Sintra no acreditó contar con las licencias ni permisos de la obra; tampoco tramitó la correspondiente Manifestación de Impacto Ambiental (MIA).