Descartan explosivos en helicóptero caído

El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, dijo que tampoco se encontraron sustancias ajenas al combustible de la aeronave que se desplomó este lunes y que derivó en la muerte de la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, y su esposo, el senador Rafael Moreno Valle

CIUDAD DE MÉXICO.- El gobierno federal descartó la presencia de explosivos en el helicóptero que se desplomó el lunes pasado y que derivó en la muerte de la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, y su esposo, el senador Rafael Moreno Valle.

Alfonso Durazo, titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, dijo que continúan con la indagatoria que permita llegar al conocimiento de la verdad de los hechos, con plena transparencia.

La Secretaria de Marina informó que, luego de una exhaustiva y minuciosa revisión, no se encontraron restos de explosivos o sustancias ajenas al combustible que hayan explosionado dentro de la aeronave”, señaló.

En conferencia, explicó que ya se recuperó la “unidad de adquisición de datos”, que graba segundo a segundo los parámetros de revoluciones del motor, temperatura, anuncios de advertencia y posición de la nave. Agregó que va a ser enviada para su lectura a las autoridades de la aviación civil de Canadá.

En tanto, Carlos Morán Moguel, subsecretario del transporte de la Secretaria de Comunicaciones y Transportes, confirmó que el Consejo de Seguridad para el Transporte de Estados Unidos no participará en la indagatoria debido al conflicto que existe entre el Legislativo y Ejecutivo del vecino país. Sin embargo, para dar mayor certeza y certidumbre a la investigación, ya se busca que autoridades de seguridad en el transporte de Canadá y Europa acompañen la indagatoria.

Explicaron que, por lo pronto ya se procedió al levantamiento de ubicación y estado de los restos de la nave, y se hicieron mediciones del área de impacto y del radio de dispersión de los restos del aparato.

Morán Moguel dijo que se puede establecer que la nave impactó en tierra de forma invertida o de cabeza. “Posiblemente hayan impactado en una posición de alrededor de 60 grados”, apuntó.

Por la mañana, el secretario Durazo, el subsecretario Morán y el Subprocurador de la PGR, Roberto Ochoa, dijeron que a la investigación ya se sumó Said Torres, representantes de Augusta, fabricante de la nave, e Iván Graciano, de Pratt & Whitney, fabricante de los motores.

Apuntaron que aún no se conoce la grabación de la “caja negra” y advirtieron que, desde el momento del despegue, a las 14:34 horas del lunes, la torre de control no registró llamado de alerta por parte del piloto, Javier Coppe.

Morán Moguel señaló que en los primeros minutos de vuelo se perdió comunicación con la tripulación.

Hubo comunicaciones continuas por parte de torre de control, alrededor de nueve comunicaciones, sin respuesta”, detalló.

Agregó que tanto los pilotos como la nave, modelo 2011, contaban con las licencias vigentes.

El piloto Coppe Obregón tenía mil 92 horas de vuelo en naves de ala rotativa y una amplia experiencia como piloto de naves de ala fija. El capitán Marco Antonio Tavera tenía experiencia de 4 mil 677 horas de vuelo en naves de ala rotativa.

La nave, propiedad de la empresa Servicios Aéreos del Altiplano era utilizada como taxi aéreo y tenía certificado de aeronavegabilidad vigente con vencimiento en septiembre de 2020.

“Tenía 2 mil 74 horas de vuelo… Era una aeronave que se encontraba con pocas horas de utilización, en buenas condiciones”, apuntó.

El secretario Durazo y el subsecretario Morán Moguel aseguraron que hay instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador de no escatimar esfuerzos ni recursos en la investigación. Aclararon que no hay un tiempo estimado para concluir la indagatoria y llamaron a no especular sobre las causas del accidente.

Desde las alturas, combatirá “Águila 1” la delincuencia

El secretario de Seguridad Púbica, Alberto Capella, presentó la reciente adquisición del Gobierno del Estado en materia de Seguridad, se trata de un helicóptero que está a disposición de la Policía Estatal, como parte de la nueva estrategia de modernización

ISLA MUJERES, Q. ROO.- El secretario de Seguridad Púbica, Alberto Capella, presentó la reciente adquisición del Gobierno del Estado en materia de seguridad, se trata de un helicóptero Bell 407 que está a disposición de la Policía Estatal, como parte de la nueva estrategia de modernización.

Este importante instrumento que desde el aire nos permitirá ser más efectivos en la prevención delictiva y persecución de presuntos delincuentes”, señaló Alberto Capella.

Explicó que en el marco del evento encabezado por Carlos Joaquín González denominado “Platícale al gobernador” realizado en la isla, es que se trajo el helicóptero, una de varias adquisiciones que estimó se harán, ya que la geografía del estado y distancias lo exigen.

Dijo que se tiene como meta, al terminar la administración, contar con por lo menos dos helicópteros, aunque se espera contar con la capacidad para adquirir tres, los cuales estarán destinados a labores de seguridad en el sur, centro y norte del estado, respectivamente. Adelantó que el próximo año habrá más novedades respecto a equipo tecnológico para seguridad y combate a la delincuencia.

Por ahora, la aeronave será utilizada en mayor medida en la zona norte del estado.

Respecto a la función que tendrá en caso de una persecución a delincuentes, dijo que será esta una de las principales, y para ello ya se capacita a personal para realizar estas acciones desde el aire.

Dio a conocer que ya se han realizado recorridos de prueba en las últimas semanas, así como reconocimiento del la geografía de los municipios y próximamente la aeronave estará en Benito Juárez, Tulum, José María Morelos y terminará en Chetumal, para generar gráficas y contar con un instrumento operativo complementario al complejo de Seguridad Quintana Roo que estimó estará listo a finales del año que entra.

CNDH inicia queja por sobrevuelo de helicóptero de la PF sobre el Río Suchiate

Una vez agotadas las investigaciones, el organismo emitirá el pronunciamiento que en Derecho corresponda

CHIAPAS.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) inició una queja de oficio para investigar los hechos ocurridos en la Ciudad Hidalgo, Chiapas, en los que durante un operativo de autoridades federales para contener el ingreso a territorio nacional de personas migrantes por el Río Suchiate, un helicóptero de la Policía Federal sobrevoló a pocos metros de altura, provocando fuertes vientos y oleajes que pusieron en riesgo a personas en contexto de movilidad, especialmente a niñas, niños y mujeres.

Ante la presencia de elementos de la Policía Federal, Secretaría de Marina y agentes del Instituto Nacional de Migración, quienes intentaban contener el avance de un contingente de aproximadamente dos mil personas provenientes de Centroamérica, visitadores adjuntos del organismo acudieron al lugar de los hechos para recabar quejas, información y testimonios, con el fin de integrar el expediente respectivo.

Por tal motivo y sin prejuzgar las cuestiones de fondo ni la veracidad de los hechos, la CNDH solicitó a las autoridades de los tres niveles de gobierno que en todas sus actuaciones se realicen conforme al marco jurídico vigente y respetando en todo momento los derechos y dignidad de las personas migrantes.

Una vez agotadas las investigaciones, el organismo emitirá el pronunciamiento que en Derecho corresponda.

Por su parte, la brigada de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) dio a conocer que entre las necesidades de los migrantes se encuentran servicios médicos; medicamentos para enfermedades gastrointestinales, quemaduras de pie; servicios pediátricos y ginecológicos, ya que se estima que hay entre 18 y 24 mujeres embarazadas.

También se requieren zapatos y calcetines de todos los números, bloqueador solar, repelente de mosquitos, colchonetas ligeras para resguardar a bebés, niñas, niños y mujeres embarazadas, así como carriolas y baños portátiles.

Asume Sedena culpa en desplome de helicóptero

Salvador Cienfuegos explicó que el polvo que levantó la aeronave al intentar aterrizar en un terreno baldío desorientó al piloto

CIUDAD DE MÉXICO.- Salvador Cienfuegos, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), reconoció la responsabilidad del Ejército en el desplome de un helicóptero sobre habitantes de Santiago Jamiltepec, accidente que mató a 14 personas, entre ellos un bebé de seis meses.

Vengo a externarles nuestro pésame en nombre de todos (los soldados); esta desgracia se origina por nuestro interés de venir a ayudar”, expresó en el lugar de los hechos a los deudos y pobladores.

El mando explicó que, además de las condiciones nocturnas, el polvo que levantó el Black Hawk al intentar aterrizar en un terreno baldío desorientó al piloto.

Esto provocó la caída de la aeronave sobre un campamento de vecinos de la colonia Aviación, quienes temerosos de las réplicas que siguieron al sismo de magnitud 7.2 del viernes, se refugiaron en ese lugar.

Además de los muertos, el percance provocó lesiones a 15 personas, ocho de ellos menores de entre 5 y 15 años.

La noche del pasado viernes, el titular de la Segob, Alfonso Navarrete Prida; el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, y un general, entre otros funcionarios, habían viajado a la zona de Pinotepa en una misión de reconocimiento de eventuales daños provocados por el sismo, cuando su helicóptero se desplomó, dejando varios muertos y lesionados.